Dejar de fumar: Beneficios que aparecen cuando eliminamos el tabaco de nuestra vida

Dejar de fumar: un reto alcanzable

Es sorprendente la cantidad de campañas que nos llegan acerca de productos tóxicos para nuestra salud (la tremenda cantidad de plásticos en nuestros océanos y mares, los químicos utilizados en ganadería, agricultura y alimentación….), y todo esto nos preocupa y nos planteamos como podríamos paliarlo, al menos un poco.

Y es genial que nos paremos a pensar cómo contribuir a todo ello, pero te presentamos otras causas de apoyo a nuestra salud, que tenemos al alcance de nuestra mano y no tenemos que esperar que nada ni nadie abogue por nuestro bienestar.

Ser y tener salud

Hoy vamos a empezar por una de ellas. ¿Eres fumador de tabaco o cachimba?. Si tu respuesta es afirmativa, este artículo es para ti. Tu primer reto para Ser y Tener salud.
No te vamos a descubrir nada nuevo cuando te mostramos las estadísticas, échale un ojo.

  • El tabaco es responsable de enfermedades cardíacas, respiratorias y tumores cancerígenos, entre otros perjuicios. El tabaco es una de las principales causas del 85% de los cánceres. Y es la principal causa del cáncer de pulmón.
  • Y casualmente , las tres principales causas de muerte en España (INE, 2017) son: enfermedades cardiovasculares, enfermedades cerebrovasculares y cánceres.

Es fantástico, podemos quitar de un plumazo una de las causas que más dañan nuestra salud ( fumador activo o pasivo). Pasemos a la parte amable. ¿Sabes qué beneficios aparecen cuando eliminamos el tabaco de nuestra vida? .

Comenzamos a sentirlo enseguida y se multiplican de manera progresiva:

  • A los 20 minutos: disminuye la presión arterial
  • A las 12 horas: se normaliza el monóxido de carbono en sangre
  • Entre las 2 semanas y los 3 meses: mejora la circulación y la función pulmonar
  • Entre el primer y el noveno mes: disminuye la tos y la falta de aire, disminuye el riesgo de infecciones
  • Al año: el riesgo de enfermedad coronaria disminuye a la mitad, mejora la energía
  • A los 5 años: el riesgo de cáncer de boca, garganta, esófago y vejiga disminuye a la mitad y el riesgo de cáncer de cuello y de ACV se iguala al de un no fumador
  • A los 10 años: el riesgo de cáncer de pulmón disminuye a la mitad y también disminuye el riesgo de cáncer de laringe y de páncreas
  • A los 15 años: el riesgo de enfermedad coronaria es similar al de un no fumador

¿Merece la pena el esfuerzo? Claro, que sí.

Lo primero que tenemos que hacer es : anotar todas las razones para dejar de fumar.
Lo segundo: mira el bolsillo, cuánto me gasto y qué podría hacer con ese dinero.
Lo tercero: tratar de encontrar qué te impide decidir dejar de fumar, y si no hay ningún impedimento, pon una fecha y adelante. Puedes lograrlo.

Si aparecen dificultades, dudas, ansiedad, miedos….consulta con un profesional. Podemos ayudarte.

2018-09-19T08:55:11+00:00