¿Puedo ser una persona “creACTIVa”?

La respuesta es un SI gigante en mayúsculas. Para empezar te diré que la primera piedra de tu muro anti creativo es pensar que no lo eres. Quedan lejos nuestros primeros pinitos de fluidez artística de la infancia donde nos lanzábamos sin temor a ser juzgados al lienzo en blanco de nuestros blocs de dibujo. La diversión ante lo espontáneo y la participación en cualquier juego infantil imaginando historias y personajes parece ser cosas del niñ@ que fuimos.
¿Qué es realmente Creatividad?

El término creatividad puede tener tantas acepciones que casi resulta difícil decidirse por una. El mayor compendio de definiciones de la palabra “creatividad” que podrás encontrar en castellano están recopiladas por la web www.neuronilla.com/definiciones-de-creatividad-neuronilla/. Las hay para todos los gustos y colores y resulta interesante leerlas y buscar cuál de ellas se acerca más a tu idea propia e incluso poder añadir la tuya al listado. Os remito la de uno de mis referentes favoritos, Saturnino de la Torre (1991): “Capacidad y actitud para generar ideas nuevas y comunicarlas” (Catedrático de didáctica e innovación, uno de los autores españoles de creatividad más prolíficos. Conoce lo que escribe sobre “Sentipensar” Saturnino de la Torre.

Dejando el término y sus múltiples definiciones, me gustaría que nos centráramos en lo que sí parece ser el denominador común de toda la bibliografía: ser más creativos está al alcance de todos. Por lo tanto Ser creativo no es un arte, ni una cualidad intrínseca y exclusiva de genios aunque haya personas que nos parezcan que la tienen más desarrollada de manera innata. Tampoco se relaciona con la alta capacidad intelectual como nos desveló Edward de Bono en su momento, es un ejercicio que aprender a practicar a diario y se ha convertido en una necesidad que sólo puede traernos beneficios.

Hoy en día es una de las habilidades más demandadas por las grandes compañías del todo el mundo y si aún no empiezas a tomártelo en serio te aporto la previsión del ranking para el año 2020 facilitado por World Economic Forum.

 

La creatividad requiere por tanto de ingenio, de inventiva, de imaginación para generar ideas o nuevos conceptos que produzcan soluciones originales y que ayudan a mejorar el funcionamiento de nuestro día a día. Una habilidad que parecía haber sido desterrada del CV de años atrás cobra más fuerza que nunca.

¿Por dónde empezar?

El primer paso es eliminar el NO de las siguientes frases lapidarias “yo no soy creativo”, “yo no tengo buenas ideas”, vamos a cambiarlas por un ¡Sí puedo ser creativo! Repite varias veces esta afirmación, dispones del potencial para ello, aunque tendrás que derivar tus creencias limitadoras y el auto concepto erróneo que te has montado hasta ahora.

He elegido la palabra creaCTIVA para el título del artículo porque para ser creativo es necesario ejercitar nuestra” creactividad “al igual que los que desean un cuerpo diez ejercitan sus músculos en el gimnasio a diario. Práctica, práctica y práctica es el gran secreto para lograr la mayoría de cualquier fin que nos propongamos, pero la buena noticia es esta práctica resulta de lo más divertida y placentera para tu cerebro.
Te animo en primera persona a trabajar invertir en tu creatividad de la manera más atrayente para ti. Existen miles de links en internet con tips para desbloquear tu creatividad. Anímate a seguirlos y practicarlos.

Rocío Navas Romero. Taller RecreArte: un espacio para el desarrollo de la creatividad. Información e inscripciones en nuestro Centro de Psicología y Arteterapia Canuca.

2019-12-17T10:14:12+00:00